martes, marzo 31, 2015

TerrorVision

TerrorVision, Ted Nicolaou, Empire, Charles Band, Gerrit Graham, Mary Woronov

TerrorVision es de esos films que o los amas o los odias. No deja indiferente a nadie. Todo un clásico de la serie B, que por los pelos no acaba en la Z, de esa factoría que tantas alegrías dio a nuestros Betas y VHS en los 80 como es la Empire de la Band family.


TerrorVision, Ted Nicolaou, Empire, Charles Band, Gerrit Graham, Mary Woronov
El cartel que lo originó todo
El proceso de crear una película en la Empire era cuanto menos curiosa. Charles Band tenía alguna idea, se la explicaba a algún artista gráfico que, a su vez, hacía un poster. Ese cartel era enseñado a los posibles directores y Band les pedía que se inventaran una historia con la imagen que les mostraba y la que tenía mejor pinta y se podía hacer por un módico precio (sus producciones estaban entre el millón y los dos millones de dólares) se llevaba el gato al agua.
Además, claro está, estaba la clásica estratagema de hacer algún que otro cartel chanante antes de empezar el rodaje para atraer posibles inversores. Pero eso ya era una práctica muy habitual entre las diferentes productoras.

TerrorVision, Ted Nicolaou, Empire, Charles Band, Gerrit Graham, Mary Woronov

Y así es como nació TerrorVision. De un cartel bastante poco agraciado, Ted Nicolaou se sacó de la chistera la historia de un ser extraterrestre que, al igual que los perretes en verano y las conocidas leyendas de los cocodrilos que acaban en las alcantarillas, es abandonado por su amo, acabando en la antena parabólica de una familia norteamericana de aquellas que causan estragos. Pero a diferencia de lo que le pasaba al bueno de John Ritter en Permanezca en sintonía, la parabólica no absorbía a nadie, si no que expulsaba un ser de otro planeta.

Pese a su condición de modesta, la Empire reunió unos cuantos nombres muy a tener en cuenta. En el cast a Gerrit Graham (un habitual de los primeros De Palma como El fantasma del paraíso), Mary Woronov (que había estado trabajando con Andy Warhol y luego con Paul Bartel), Diane Franklin (asidua del cine teen de los 80: El último americano virgen, Las alucinantes aventuras de Bill y Ted) y Jon Gries (el hombre lobo de Una pandilla alucinante o el tío Rico de Napoleón Dynamite). Los efectos corrieron a cargo de John Carl Buechler, que ese mismo año dirigiría Troll. En la música el clásico Charles Band y la banda The Fibonaccis, que grabaron algunos temas como el famoso track de los títulos de crédito. Y la fotografía estaba firmada por Romano Albani, que ya había hecho esas labores para Argento en Inferno y Phenomena. ¡Menudo team!


TerrorVision, Ted Nicolaou, Empire, Charles Band, Gerrit Graham, Mary Woronov

Mucho se ha hablado y escrito sobre si la película es una crítica a la sociedad norteamericana de los 80: todos obsesionados con el consumismo, la televisión y la Mtv, lo bélico y el sexo. Teoría a la que se abraza sin miramientos Ted Nicolaou. Vale, no negaremos que el tipo la rodó con cierto toque paródico y con ganas de cachondeo, pero que estas segundas lecturas a modo de crítica social le han venido muy bien para aferrarse a ellas.

Pero eso no quita que TerrorVision sea un festín de homenajes a la serie B y Z de los 50, las presentadoras tetudas como Elvira y Vampira, y a los bichos pringosos y asquerosos que molaban tanto en los 80. Bicho el del film que parece una rana cubierta de mierda al que se le nota que cuando se desplaza está sobre una plataforma con ruedas. Una cosa que no deja de ser graciosa, como lo es el plano que abre el film, con esas maquetas tan costrosas que simulan Plutón (con navecita de Star Trek incluida). Porque el presupuesto no abundaba mucho, como dejan retratadas las escenas que acontecen en ese jardín donde el cielo se nota que es una lona azul a la que casi se le ven los zurcidos.


TerrorVision, Ted Nicolaou, Empire, Charles Band, Gerrit Graham, Mary Woronov

Sin lugar a dudas, la películas más conocida de su director, casi siempre trabajando bajo el amparo de los Band (ya fuese en la Empire o Full moon) con títulos como Subspecies o el crossover Puppet Master vs Demonic Toys. Aunque tampoco podemos dejar de mencionar que llevó las riendas de algunos episodios de aquel Lucky Luke infecto de Terence Hill. Y es que no hay que olvidar que durante la época boyante de la Empire, los Band le compraron a De Laurentiis unos estudios en Roma, donde rodaron un buen número de sus producciones, entre ellas TerrorVision. Ya en los 90, cuando la Empire había quebrado y los Band volvieron a las andadas con Full Moon, se dedicó a facturar algunos productos infantiles para el subsello Moonbeam Entertainment: Dragonworld o La magia de los gnomos, que, en su mayoría estaban rodados en Rumanía

Aunque donde Nicolaou tiene mejor filmografía es como montador: Ghoulies, Zone Troopers, RobotJox, Meridian, Trancers 2... Sí, un buen montón de los clásicos de la Empire.

TerrorVision, Ted Nicolaou, Empire, Charles Band, Gerrit Graham, Mary Woronov

Como la mayoría de las producciones de la Empire, el paso de TerrorVision por los cines norteamericanos (aquí no se estrenó) fue anecdótico, para cubrir el expediente. Su auténtico objetivo era llenar las estanterías de los videoclubs, donde hacían el agosto gracias a engañosas y geniales carátulos que hacían volar la imaginación de los mocosos que desembolsábamos los 20 duros de rigor y, después de darle al play, nos saltaban las neuronas por los aires. Y es precisamente su edición patria en VHS que me dejó totalmente lelo, porque se cortaba precipitadamente antes de la aparición de los créditos. No me extrañaría que fuera una chapucilla de los que hicieron el tiraje de copias. Además debautizar al director en la carátula como Tednicolau, así, sin separar y sin la "O". Spain is diferent.