domingo, julio 15, 2018

Festival de trailers (LXIX)



La chaqueta metálica (Full Metal Jacket, 1987) de Stanley Kubrick. Con Matthew Modine, Vincent D'Onofrio, R. Lee Ermey, Adam Baldwin, Arliss Howard, Dorian Harewood y Kevyn Major Howard.



Evasión del norte (The Rescue, 1988) de Ferdinand Fairfax. Con Kevin Dillon, Marc Price, Ned Vaughn, Christine Harnos, Ian Giatti, Charles Haid, Edward Albert y James Cromwell.



Last Platton (Angel Hill: l'ultima missione, 1988) de Paul D. Robinson (Ignazio Dolce). Con Richard Hatch, Donald Pleasence, Vassili Karis, Milene Thy-Sanh, Anthony Sawyery y Mike Monty.



Braveheart (Braveheart, 1995) de Mel Gibson. Con Mel Gibson, Sophie Marceau, Patrick McGoohan, Angus MacFadyen, Catherine McCormack, Brendan Gleeson y Brian Cox.



Los héroes millonarios (Gli eroi, 1973) de Duccio Tessari. Con Rod Steiger, Rosanna Schiaffino, Claude Brasseur, Aldo Giuffrè, Gianni Garko, Rod Taylor, Ángel Aranda, Nino Segurini, Miguel Bosé, Antonio Pica y Lucía Bosé.

viernes, julio 13, 2018

Las tres caras del miedo


En los 60 los films de Mario Bava tenían cierto éxito en los USA. Evidentemente no eran revienta taquillas, pero eran series B que en las salas de programa doble menos exigentes recaudaban lo suficiente para que la AIP (que se encargaba de la distribución por allá) estuviera más que encantada. Tanto que quiso meter mano directa en la producción, como pasaría en La muchacha que sabía demasiado. Pero la compañía, donde había hecho el agosto fue con La máscara del demonio, por lo que le encargó al director italiano algo en la línea; que tuviera referencias literarias, ya que en la época estaban sacando un buen montante con las películas que Corman dedicó a la obra de Poe; e imponiendo a dos actores: Mark Damon y Boris Karloff. El primero venía de estar en La caída de la casa Usher de Corman y acabó estableciéndose en Italia rodando mucho spaghetti western y en los 70 se pasó a la producción fundando la compañía PSO que, entre otras, produciría El vuelo del navegante. Karloff, del que no hace falta presentación alguna, estaba viviendo en aquellos 60 cierto revival y en la televisión norteamericana aparecía en la serie Thriller, una especie de La hora de Alfred Hitchcock donde el actor hacías las funciones del presentador de cada capítulo. Este dato es muy importante, pues para aprovecharse de la popularidad de la serie, en el film de Bava también lo veríamos como presentador al inicio del film, aunque realmente se llegaron a rodar una presentación para cada una de las historias pero acabaron fuera del metraje final.

Y tal era el punto de productora/distribuidora exploit que era la AIP, que en los USA la titularon Black sabbath para que tuviera más parecido a Black sunday, que es como habían titulado allí La máscara del demonio. Además, sería una producción medianamente modesta, lo que obligó a Bava a reciclar decorados/atrezo de La muchacha que sabía demasiado y La máscara del demonio.




Las tres caras del miedo se compone de tres historias. El teléfono, donde una mujer empieza a recibir llamadas amenazantes. Los Wurdalak, donde una familia rusa del siglo XIX recibe al cabeza de familia con la duda si ha sido convertido en vampiro. Y La gota del agua, donde una enfermera roba el anillo de una medium recién fallecida y empieza a presenciar extraños fenómenos en la casa.


El film tuvo muchas diferencias en su edición norteamericana y europea. Básicamente censura pura y dura. La versión del viejo continente era más oscura y había muchas referencias a la relación lésbica de las protagonistas de El teléfono. No hay que olvidar que mientras en los USA el terror era un género enfocado a los adolescentes aquí se pensaba más en el público adulto. Además, allí cambiaron el orden de las historias y la banda sonora. Además, cada versión tuvo un revelado del celuloide diferente, dando lugar a diferentes aspectos cromáticos.

Pero por tierras hispánicas tampoco estuvimos exentos de las tijeras de la censura. Aquí el tema lésbico también voló. No sería hasta los pases televisivos en los 80 que veríamos la versión sin cortes, que, sumándole que la pista del doblaje original estaba en un estado lamentable y el añadido de las nuevas escenas, nos propinaron un nuevo doblaje totalmente nauseabundo. De aquellos televisivos que casi se oye el eco de la habitación donde lo hicieron.


Las tres caras del miedo ha quedado como uno de los clásicos de Mario Bava, pero no nos engañemos, la cosa se queda muy a medio gas. Que lo que daba miedo en los 60 ya no asusta ni a los infantes, es algo que tenemos claro, pero al film le falta algo. La primera historia, El teléfono, pese a ser un proto giallo, se hace larga y se queda en una historia al estilo Hitchcock muy del montón. La del Wurdalak tiene la gracia de su estética y es la que mantiene el tipo, mientras que La gota del agua se queda a medio camino de lo bueno y lo malo.

Mención aparte del final definitivo, que es lo que llama siempre la atención del film. Con ese Karloff montado a caballo mientras Bava abre el plano y vemos todo el "cartón cinematográfico" de la escena. Una rotura de la cuarta pared con todas las de la ley.


domingo, julio 08, 2018

Festival de trailers (LXVIII)



Europa, Europa (Europa, Europa,
1992) de Agnieszka Holland. Con Marco Hofschneider, Julie Delpy, Hanns Zischler, André Wilms, Delphine Forest y Andrzej Mastalerz.



Indochina (Indochina,
1992) de Régis Wargnier. Con Catherine Deneuve, Vincent Pérez, Jean Yanne, Dominique Blanc, Henri Marteau, Linh Dan Pham, Carlo Brandt, Gérard Lartigau y Thibault de Montalembert.



La saga del indomable (The Man from Snowy River II,
1988) de Geoff Burrowes. Con Tom Burlinson, Sigrid Thornton, Brian Dennehy, Nicholas Eadie, Mark Hembrow, Bryan Marshall, Rhys McConnochie, Peter Cummins, Cornelia Frances, Tony Barry, Wyn Roberts y Alec Wilson.



Sobre la colina (Over the Hill,
1992) de George T. Miller. Con Olympia Dukakis, Sigrid Thornton, Derek Fowlds, Bill Kerr, Steve Bisley, Martin Jacobs, Gerry Connolly, Andrea Moor y Pippa Grandison.




Pelle el conquistador (Pelle erobreren, 1987) de Bille August. Con Max von Sydow, Pelle Hvenegaard, Astrid Villaume, Lars Simonsen, Erik Paaske, Kristina Tornqvist, Björn Granath y Troels Asmussen.

domingo, julio 01, 2018

Festival de trailers (LXVII)



Karate Kid II. La historia continúa (The Karate Kid: Part II, 1986) de John G. Avildsen. Con Ralph Macchio, Pat Morita, Yuki Okumoto, Nobu McCarthy, Danny Kamekona y Tamlyn Tomita.



El guerrero americano II. La confrontación (American Ninja 2: The Confrontation, 1987) de Sam Firstenberg. Con Michael Dudikoff, Gary Conway, Steve James, Larry Poindexter, Jeff Celentano, Bill Curry y Mike Stone.



Doble impacto (Double Impact, 1991) de Sheldon Lettich. Con Jean-Claude Van Damme, Geoffrey Lewis, Alonna Shaw, Corinna Everson, Philip Chan, Alan Scarfe, Bolo Yeung y Andy Armstrong.



Soldado universal (Universal soldier, 1992) de Roland Emmerich. Con Jean-Claude Van Damme, Dolph Lundgren, Ally Walker, Ed O'Ross, Jerry Orbach, Leon Rippy y Ralf Moeller.



1990: Los guerreros del Bronx (1990: I guerrieri del Bronx, 1982) de Enzo G. Castellari. Con Vic Morrow, Christopher Connelly, Fred Williamson, Mark Gregory, Stefania Girolami Goodwin, Ennio Girolami y George Eastman.

sábado, junio 30, 2018

Interstella 5555 (The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem)

Interstella 5555 (The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem), Daft Punk

Si bien a mediados/finales de los 90 Daft Punk gozaba de gran popularidad entre los fans de la música electrónica pese haber publicado sólo el Homework en 1997, no sería hasta el lanzamiento del Discovery en 2001 que tendría un acercamiento ante un público más generalista. Otro cantar sería su salto definitivo al "para todos los públicos" con el Random Access Memories, por otro lado un disco bastante mediocre.

Pero volvamos a finales de los 90. El dúo se enfrascó en la grabación de su segundo álbum que duraría 2 años. Ya en el 2000 y con el álbum grabado (pero sin publicar) se fueron a Japón a tantear a Leiji Matsumoto, creador de El Capità Harlock, ya que los franceses eran fans de la serie animada y tenían en mente que el dibujante estuviera involucrado en un proyecto audiovisual más grande que el lanzamiento de un "simple" disco. Según el propio Matsumoto, aceptó participar el proyecto cuando recibió la visita de Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter (Daft Punk) y estos iban con sus cascos (en esta época ya llevaban todo el rollo de los robots). La verdad, la anécdota me parece más demasiado impostada, pero que siempre queda molona para rellenar el anecdotario. 


Interstella 5555 (The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem), Daft Punk

Pero fuese como fuese, el artista japonés se embarcó en el proceso de esa historia animada que habían ideado los músicos junto a su colaborador Cédric Hervet (que también sería guionista en la posterior Electroma), siendo supervisor de los diseños y que acabó dirigiendo Daisuke Nishio, Hirotoshi Rissen y Kazuhisa Takenouchi en los estudios Toei.

Después de casi 3 años de producción y unos 4 millones de dólares gastados, Interstella 5555 vería la luz en el mismísimo festival de Cannes en el 2003.

Interstella 5555 (The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem), Daft Punk

En otro planeta, un grupo musical son secuestrados por un oscuro productor musical que se los trae a la Tierra, les cambia la apariencia (originalmente son azules), les lava el cerebro y los convierte en los Crescendolls, el grupo de moda. Básicamente una suerte de músicos zombificados que solamente se dedican a generar discos de oro, ya que el malvado productor necesita 5555 discos de oro para dominar el universo.

Interstella 5555 (The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem), Daft Punk

Interstella 5555 es una película totalmente muda, todo nos viene narrado por sus imágenes y las canciones de Daft Punk, habiendo apenas algún que otro efecto de sonido, apenas algún efecto de lluvia y alguna explosión. Esto hace que la experiencia de su visionado sea cuanto menos extraña. Casi más cercana a ver un carrusel de videoclips animados del dúo francés, siendo su trabajo musical el que sobresale por encima del aspecto visual. Sin duda Matsumoto no estuvo demasiado inspirado o quizá estuvo demasiado encorsetado en el proyecto de Daft Punk.


La película tuvo cierta repercusión en su día, aunque no inventaba nada (ahí teníamos The Wall de Pink Floyd o Recuerdos de Broad Street de McCartney) y con el tiempo ha quedado bastante olvidada. A las masas nos llegaría en una edición en DVD en su época temprana. Edición que hoy en día ha quedado muy mal parada con un formato 4:3 y una calidad de imagen justita.

Luego hemos tenido proyectos como el de Gorillaz, que iban un paso más allá y han dejado más huella como proyecto multimedia.