domingo, diciembre 10, 2017

Festival de trailers (XXXVIII)



Días extraños (Strange Days, 1995) de Kathryn Bigelow. Con Ralph Fiennes, Juliette Lewis, Angela Bassett, Tom Sizemore, Michael Wincott y Vincent D'Onofrio.





 

Los bárbaros (The Barbarians, 1987) de Ruggero Deodato. Con Peter Paul, David Paul, Richard Lynch, Eva La Rue, Virginia Bryant, Sheeba Alahani, Michael Berryman, Franco Pistoni y Raffaella Baracchi.



 

Dark Angel. Ángel de la muerte (Dark Angel: I Come in Peace, 1990) de Craig R. Baxley. Con Dolph Lundgren, Brian Benben, Betsy Brantley, Matthias Hues y Jay Bilas y Jim Haynie.



 

Furia ciega (Blind fury, 1990) de Phillip Noyce. Con Rutger Hauer, Terrance O'Quinn, Brandon Call, Noble Willingham, Lisa Blount, Nick Cassavetes, Rick Overton, Sho Kosugi y Meg Foster.


sábado, diciembre 09, 2017

Quicksilver Highway


No sé porqué sigo dándole oportunidades a Mick Garris. El tipo ha pasado (y pasará) como el adaptador "oficial" de Stephen King pero sus versiones son poco menos que horrendas. Un despropósito de tío, vamos. Es por eso que no sé como puedo perder el tiempo en este Quicksilver y más sabiendo que es un producto directo para la tele. Para la tele de los 90, que eso sí era horripilante. Pero la cabra tira al monte y en casa siempre nos ha molado mucho eso de las antologías o pelis de historietas.


Chattery Teeth (aquí Dentadura parlante que se encontraba dentro del Pesadillas y alucinaciones de King) iba a ser el piloto de una serie de la ABC, producido y dirigido por John McTiernan y con guión del propio Garris. El proyecto acabó cancelado pero acabaría siendo reciclado por la Fox con miras de hacer una tv movie de 2 horas. Quizá el propio Garris fuese consciente que la historia no podía dar para tanto metraje o vete a saber porqué, pero al tipo se le iluminó la bombillita y habló con su colega Clive Barker, que le cedió su relato The body politic (aquí La política del cuerpo en el primer volumen de Libros de sangre). Finalmente el proyecto, que iba a llamarse Ruta 666 (¡como le pasó a Autopista al infierno!) contó con dos historias más la que las enlazaba.



Básicamente teníamos a Christopher Lloyd (que en el doblaje tiene la misma voz que el tío Creppy de Creepshow 2) como maestro de ceremonias luciendo un collar la mar de homo. El tipo se topa con una recién casada que espera en medio de una carretera desértica a que su marido regrese con gasolina, mientras le cuenta la historia de la Dentadura parlante. Básicamente la clásica del tipo que recoge a un autoestopista que quiere darle el palo. Después, Lloyd acaba conociendo a un carterista en una feria la que le cuenta la historia de un reconocido cirujano al que sus manos adquieren vida propia y se le revelan.



Así pues, tenemos dos historietas que no tienen un nivel demasiado alto. La primera, basada en el relato de King es flojísima. Un rollete del que ni hay terror, ni suspense, ni nada de nada. A la altura del peor episodio de La hora de Alfred Hitchcock. La segunda, es más simpática, por aquello que unas manos tengan propia voluntad e inicien una rebelión. La cosa queda como una de esas historias locas de Historias de la cripta. Lástima que los efectos (estilo "cosa" de La familia Addams) sean extremadamente flojos (por ahí estaba Steve Johnson en las prótesis) y que la historia parece no llevar a ningún sitio.

Además del mentado Lloyd tenemos a Matt Frewer, el Max Headrom o el vecino cabrón de Cariño, he encogido a los niños; Veronica Cartwright, la Lambert de Alien; y Christopher Hart, que en las dos entregas de La familia Addams paseó su mano como "Cosa" y aquí hace lo mismo.
Además de un montón de cameos de John Landis, Clive Barker, Mick Garris y su señora Cinthya.




Aquí la veríamos poco después por Vía Digital y es que un producto tan ramplón y soso como este no ha merecido ni una triste edición en DVD pelada de extras. El señor Garris no merece más.

sábado, diciembre 02, 2017

Festival de trailers (XXXVII)



Revenge (Revenge, 1990) de Tony Scott. Con Kevin Costner, Anthony Quinn, Madeleine Stowe, Tomas Milian, Joaquín Martínez, James Gammon, Jesse Corti, Sally Kirkland, Luis de Icaza, Gerardo Zepeda, Miguel Ferrer y John Leguizamo.




Tuareg (Tuareg - Il guerriero del deserto, 1984) de Enzo G. Castellari. Con Mark Harmon, Aldo Sambrell, Paolo Malco, Antonio Sabato y Ritza Brown.




La carta final (84 Charing Cross Road,
1987) de David Hugh Jones. Con Anne Bancroft, Anthony Hopkins, Judi Dench, Jean De Baer, Maurice Denham, Eleanor David y Mercedes Ruehl. 






Héroes a la fuerza (Unstrung Heroes,
1995) de Diane Keaton. Con Andie MacDowell, John Turturro, Michael Richards, Maury Chaykin, Nathan Watt, Joey Andrews y Kendra Krull.
 



Gaby, una historia verdadera (Gaby, a True Story, 1987) de Luis Mandoki. Con Liv Ullmann, Norma Aleandro, Robert Loggia, Rachel Levin, Lawrence Monoson, Robert Beltran, Enrique Lucero, Ana Ofelia Murguía y Nailea Norvind.

miércoles, noviembre 29, 2017

National Lampoon: Drunk Stoned Brilliant Dead

National Lampoon: Drunk Stoned Brilliant Dead

De chaval solía ver mucho lo de National Lampoon en los títulos de crédito de películas que, en su mayoría, eran descacharrantes. Ni idea de donde venía aquello, pero uno lo acababa identificando como un sinónimo de que te ibas a reír. Era casi como el "Steven Spielberg presents" de los 80.
Luego uno se hace mayor y empieza a escarbar y descubre que aquello era un grupo de tipos la mar de cachondos que editaban una revista y se pasaron al celuloide.

National Lampoon: Drunk Stoned Brilliant Dead es uno de los muchos documentales que nos están llegando los últimos años. Aquello de que los únicos documentales que habían eran los del National Geographic que se emitían en la 2 para coger el sueñecito de cara a la siesta, ha pasado a la historia. Quizá fuese gracias a Michael Moore, que llevó el género al las masas, o yo qué sé. Pero que ahora podemos disfrutar de montones y didácticos reportajes de cosas antes inimaginables es un hecho. Que si los sinsabores de Tim Burton a la hora de hacer su Superman, que si las alegrías y miserias de la serie Z con Claudio Fragasso al frente, la industria cinematográfica australiana, las movidas detrás del record del Donkey Kong... es buscar y no parar de sacar más y más documentales.



National Lampoon: Drunk Stoned Brilliant Dead

Pero regresemos al que hoy nos ocupa, al de National Lampoon. Un documental que sin demasiados aspavientos y de forma bastante formal nos explican los entresijos de unos universitarios que empezaron a editar una revista satírica que tuvo un gran éxito.
 

Llegaron hacer un disco que también fue un éxito. Y aquello dio pie a un espectáculo en vivo llamado Lemmings para grabarlo y lanzarlo como segundo disco, pero el espectáculo tuvo tanto éxito que se quedó como un show en vivo (por ahí estaba John Belushi haciendo de Joe Cocker y Chevy Chase). Y como todo éxito empezaron las rencillas y envidias. La disputas entre algunos por quien se follaba a quien, llevó a que crearan el programa radiofónico Radio Hour que se llegó a emitir en mas de 600 emisoras. El programa tenía bastante problemas para encontrar patrocinadores a causa de un humor muy bestia, donde abundaban bromas de violadores. Ya por la época aparece Gilda Radner, Bill Murray o Harold Ramis.
  
National Lampoon: Drunk Stoned Brilliant Dead
Como los choques de ego seguían, muchos se fueron al Saturday Night Live. Y como el asunto empieza a tambalearse y uno de sus fundadores, Doug Kinney, decide irse, le ofrecen una película para retenerlo y como su parodia del anuario escolar fue el número de más exito de la revista, decidieron tirar por ahí. Ivan Reitman y Harold Ramis empezaron a trabajar el guión, en la que, en una primera versión se hablaba de Charles Manson y sus seguidores mientras iban al instituto. Pero aquel guión acabó plagado de drogas y sexo, lo que hizo que mutara a la universidad. El proyecto acabó materializándose en la hoy tan conocida Desmadre a la americana, (considerada la precursora del subgénero de universitarios) que la Universal prohibió a Reitman dirigirla por su poca experiencia en la dirección (sólo había dirigido Mujeres Caníbales) y se la ofrecieron a un John Landis que que estaba haciendo Made in USA (Kentucky Fried Movie).
La película fue un pelotazo, lo que hizo que le siguieran nuevas producciones y muchos del grupo partieran hacer películas. Cosa que influyó mucho en la revista, que cayó en calidad y en ventas.

Con la nueva época dorada de la televisión, los nuevos fichajes también fueron reclutados para guionizar series como Los Simpson o Padre de familia. Lo que hizo que la revista muriese a finales de los 90. Aunque ha nivel cinematográfico la marca sigue pero, desde hace años, con subproductos que son poco menos que vomitivos.



National Lampoon: Drunk Stoned Brilliant Dead

Para los que nos tira más el celuloide el documental nos sabe a poco. Está enfocado desde el punto de vista de la revista, lo que hace que todo lo que tenga que ver con las películas esté tocado muy de aquella manera. Más por exigencias de explicar el porqué la fuga de cerebros en varias etapas, que por que realmente quieran explicar como se produjeron.

Aun y así es un documental a tener en cuenta para los que mamamos las movidas de Chevy Chase y su familia.
 

sábado, noviembre 25, 2017

Festival de trailers (XXXVI)



Pulgarcita (Thumbelina,
1994) de Don Bluth y Gary Goldman. Animación.





Toyland. El país de los juguetes (Babes in Toyland, 1997) de Toby Bluth, Charles Grosvenor y Paul Sabella. Animación.




Tarón y el caldero mágico (The Black Cauldron, 1985) de Ted Berman y Richard Rich. Animación.




 

La espada mágica. En busca de Camelot (Quest for Camelot, 1998) de Frederik Du Chau. Animación.




Superman. El último hijo de Krypton (Superman: The Last Son of Krypton, 1996) de Bruce W. Timm, Curt Geda, Scott Jeralds y Dan Riba. Animación.