domingo, junio 16, 2019

Festival de trailers (CXII)



Amor, curiosidad, prozak y dudas (2001) de Miguel Santesmases. Con Pilar Punzano, Guillaume Depardieu, Rosa Mariscal, Silvia Marsó, Nancho Novo, Esther Ortega y Paz Gómez. 



Remando al viento (1988) de Gonzalo Suárez. Con Hugh Grant, Lizzy McInnerny, Valentine Pelka, Elizabeth Hurley, José Luis Gómez, Virginia Mataix, Bibiana Fernández, Josep María Pou y Aitana Sánchez-Gijón. 



El rey del mambo (1989) de Carles Mira. Con Charo López, Magüi Mira, Kelvin Garvanne, José Luis López Vázquez, Pedro Díez del Corral, Ferran Rañé y Marta Fernández Muro.



La guerra de los locos (1986) de Manolo Matji. Con José Manuel Cervino, Juan Luis Galiardo, Álvaro de Luna, Francisco Algora, Paco Catalá, Emilio Gutiérrez Caba, Pep Munné y Achero Mañas.



La guerra de papá (1977) de Antonio Mercero. Con Lolo García, Teresa Gimpera, Héctor Alterio, Rosario García Ortega, Verónica Forqué, Queta Claver, Vicente Parra y Chus Lampreave.

martes, junio 11, 2019

Atmósfera cero


Hace ya mucho que dejamos de ver a Sir Sean Connery en el cine. Retirado de la interpretación desde hace casi dos décadas, que se dice pronto, y, según el chismorreo, con Alzheimer, lo más probable es que cuando vuelvas a ver su nombre siendo trending topic en Twitter será porque la palmó o porque es su cumpleaños. La cuestión es que vale la pena revisar algunas de sus películas en su período de madurez. Que verlo en Zardoz con bigotón, coleta y el bañador-huevera de Borat parece que es la risa, pero hazme caso cuando te digo que no lo es. Por eso es mejor verlo con barbita, recortada en mano y surfeando por el hiper espacio con la voz de Constantino Romero.


Peter Hyams, un habitual de este blog tanto en su faceta de director (2010, Permanezca en sintonía) como de productor (Una pandilla alucinante), estaba como loco por dirigir un western, pero el productor Richard Roth poco menos que se lo prohibió, pues el género comercialmente estaba muerto a principios de los 80. Pero a Hyams se le encendió la bombilla. Si George Lucas lo había petado con Star Wars, que tenía una fuerte influencia del género ¿por qué no usar la misma táctica? Así que Hyams subió su guión al espacio.
  

En un futuro del que no sabemos el año, el sheriff O'Niel es asignado par mantener el orden en una luna de Júpiter. Allí se dedican exclusivamente a la extracción de titanio, siendo esta mina gestionada por la empresa Conglomerates Amalgamated. El sheriff se encuentra con una serie de muertes que presentan el mismo síntoma, todos habían consumido una droga llamada eutimol policlorhídrico que aumenta la productividad de quien la toma. 



Un diseño de producción demasiado parecido a Alien (ambas filmadas en los Pinewood Studios de Inglaterra), además que el diseño de vestuario en ambos casos corrió a cargo de John Mollo. Pero el detalle tiene su punto positivo, pues hace que podamos pensar que ambas comparten universo. Lo que ya no están tan bien son algunos efectos, básicamente lo que respeta a las maquetas, que son demasiado evidentes. Y no porque no tengan calidad, todo lo contrario, pero la sensación es que hay una mala elección de objetivo. Y todo apunta a que era por culpa de haber usado la técnica de Introvision, una variante al clásico efecto de proyección frontal. Siendo Atmósfera cero la primera que lo usaba quizá no estaba demasiado perfeccionada.



De sobras es conocido que estamos ante una nueva versión de Solo ante el peligro, un tipo que se encuentra luchando contra los malos sin que nadie de los que le rodean hagan nada. Y sin duda eso es lo mejor de Atmósfera cero, el momento que Connery sabe que en cuestión de horas van a llegar los sicarios para darle matarile es pura tensión y tiene que ir preparando trampas. Aunque también es cierto que la cosa se diluye rápido cuando vemos que los asesinos son dos tipejos de medio pelo que bien podrían ser los tataranietos de Joe Pesci y Daniel Stern y tienen bien poco que hacer ante Sean "Macho man" Connery. Aun y este pero, el film funciona bien, básicamente porque Connery se lo carga a sus hombros y a partir de ahí Hyams tira millas.



domingo, junio 09, 2019

Festival de trailers (CXI)



Algunos días en septiembre (Quelques jours en septembre, 2006) de Santiago Amigorena. Con Juliette Binoche, Nick Nolte, John Turturro, Sara Forestier y Tom Riley.


 

Antikörper, el ángel de la oscuridad (Antikörper, 2005) de Christian Alvart. Con Wotan Wilke Möhring, André Hennicke, Heinz Hoenig, Norman Reedus y Christian von Aster.


 

Bobby (Bobby, 2006) de Emilio Estevez. Con Anthony Hopkins, Helen Hunt, Lindsay Lohan, Demi Moore, Martin Sheen, Heather Graham, Christian Slater, Sharon Stone, Elijah Wood, Laurence Fishburne, William H. Macy, Emilio Estevez, Ashton Kutcher, Freddy Rodriguez y Shia LaBeouf.



Brick (Brick,
2005) de Rian Johnson. Con Joseph Gordon-Levitt, Lukas Haas, Nora Zehetner, Matt O'Leary, Noah Fleiss, Richard Roundtree y Emilie de Ravin.



Cinco minutos de gloria (Five Minutes of Heaven,
2009) de Oliver Hirschbiegel. Con Liam Neeson, James Nesbitt, Anamaria Marinca, Conor MacNeill, Richard Dormer y Mark Davison.

domingo, junio 02, 2019

Festival de trailers (CX)



El jaguar (Le jaguar, 1996) de Francis Veber. Con Jean Reno, Patrick Bruel, Harrison Lowe, Patricia Velasquez, Danny Trejo, Roland Blanche, François Perrot y Alexandra Vandernoot.


 


Las hermanas enfadadas (Les soeurs fâchées, 2004) de Alexandra Leclère. Con Isabelle Huppert, Catherine Frot, François Berléand, Brigitte Catillon, Michel Vuillermoz y Christiane Millet.


 


Los visitantes (Les visiteurs, 1993) de Jean-Marie Poiré. Con Jean Reno, Christian Clavier, Valérie Lemercier, Marie-Anne Chazel, Christian Bujeau, Isabelle Nanty, Gérard Séty y Didier Pain.




Amelie (Le fabuleux destin d'Amélie Poulain, 2001) de Jean-Pierre Jeunet. Con Audrey Tautou, Mathieu Kassovitz, Rufus Magloire, Lorella Cravotta, Serge Merlin y Dominique Pinon.




Besen a quien quieran (Embrassez qui vous voudrez, 2002) de Michel Blanc. Con Charlotte Rampling, Jacques Dutronc, Carole Bouquet, Michel Blanc, Karin Viard y Denis Podalydès.

miércoles, mayo 29, 2019

Messiah of Evil

messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Cuando a uno le da por mirar la filmografía de algunos directores/guionistas se puede quedar asombrado de los poco títulos que tienen. "¿A qué puñetas se ha dedicado esta gente para pagar las facturas?", se pregunta uno. Lo cierto es que muchos se han ido ganado les garrofes en universidades y academias impartiendo clases de cine e historias de esas, y otros, sobre todo en el campo del guión, han estado arreglando guiones en la sombra y quedando sin acreditar, los script doctor de los que se hablaba mucho en los 90 pero que ahora parece que hayan quedado en el olvido.

Unos de estos que tienen pocos créditos son la pareja Willard Huyck y Gloria Katz. Pocos créditos pero muy potentes. Y es que por esas nombres igual no te suenan, pero si te digo que son los guionistas y directores de Howard... un nuevo héroe ya te ha caído la lagrimilla. Y es bien cierto que el mamporrazo de las aventuras del pato dejaron a sus carreras totalmente muertas, quedando apenas constancia de su participación en el guión de algún telefilm totalmente intrascendente y que solamente se podría considerar de interés Asesinatos en la radio que, por otro lado, fue otro fracaso que apenas recaudó un millón de dólares habiendo costado 15 haciendo que en la mayoría de mercados llegase directamente a vídeo. Aunque este proyecto tiene algo de trampa, pues es un proyecto que data de mediados de los 70 y si se acabó materializando fue porque detrás estaba George Lucas. Porque para poder entender la carrera de Huyck y Katz hay que hablar por the force de Lucas.


El barbudo de George, además de coincidir en la universidad con Coppola, Milius o Kleiser, también entabló amistad con Huyck, éste, a su vez, se casaría con Gloria Katz y ambos serían contratados por Lucas para escribir un tratamiento de un proyecto titulado Another quiet night in Modesto que acabaría siendo American Graffiti.



messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Paso el tiempo y Lucas consiguió que United Artist le adelantase 10 mil dólares para acabar el guión. Paralelamente la pareja Huyck-Katz tenían un agente que quería meterse en la producción de películas y después de reunir una pequeña cantidad de dinero les ofreció la posibilidad de dirigir su propia película, con la única condición que se tratase de un film de terror. Así que declinaron escribir el guión de American Graffiti para dirigir The Second Coming.


messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Una joven se dirige a Point Dume, un pueblecito costero donde su padre ha ido a vivir después de la muerte de su mujer. La hija, que sólo se comunica con él mediante misivas, ha detectado que en sus últimas cartas algo andaba mal. Cuando llega a su casa descubre que su padre ha desaparecido y en el pueblo nadie sabe nada de él. Mientras investiga la desaparición se topa con un extraño individuo que va acompañado de dos chicas. Juntos serán testigos del extraño comportamiento zombificado de los pueblerinos, a la vez que descubrirán la leyenda que cada cien años la luna se tiñe de rojo y regresará al pueblo una presencia que desencadenará el mal.


messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Muchos han querido ver en esta película la influencia de Lovercraft (el propio Huyck reconocería que había leído al autor en su juventud), básicamente de La sombra sobre Insmouth. Con un aire entre fantasmagórico, onírico y extraño. Al igual que es inevitable la comparación con El carnaval de las almas.
Si bien argumentalmente es errante, con personajes que parecen que vayan a ser importantes en la trama y se quedan en el olvido fácilmente (como el asesinado al inicio), además de un ritmo pausado y que por momentos no pase absolutamente nada, a niveles estéticos es un trabajo muy atractivo. Planos muy trabajados y visualmente muy llamativos, casi hipnóticos, que se ven beneficiados por la propia estética de la época, como son los coches o los edificios como ese genial cine Con una fotografía que rápidamente nos hará venir a la cabeza los giallos o, más concretamente a Mario Bava.



messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Filmada en 1971, pero que se quedó inacabada por falta de dinero, se dice que los productores decidieron montar el material que tenían y estrenarla ya en 1973 con el título Messiah of Evil, pasando totalmente desapercibida en los pocos cines en los que tuvo presencia. Aquí nunca tuvo estreno ni siquiera en formato VHS. Después, por cuestiones legales, el film pasó a ser de dominio público, de ahí que se encontrase en aquellos recopilatorios de cine sin copyright que tanto se veía en el mercado yanki. Sin ir más lejos la tienes en Youtube sin problemas.


messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Como en muchos casos de películas primerizas, tenemos muchos nombres que en el futuro llegarían a ser alguien en producciones mucho mayores. El director de fotografía Stephen M. Katz haría lo propio en Made in USA y Granujas a todo ritmo ambas de John Landis. Scott Conrad se encargó del montaje y poco después veríamos su nombre en Rocky (por la que ganaría el Oscar), algunas de Cheech y Chong, Curso 1999 o El aparecido. La dirección artística recayó en Jack Fisk (aquí Fiske) y acabaríamos viendo su nombre en títulos como Carrie (está casado con Sissy Spacek), Mulholland drive, El renacido, y actuaría en Cabeza borradora y diseñaría el casco de El fantasma del Paraíso. Casi nada.

En el cast tenemos a un joven Walter Hill que es el tipo que matan al principio y luego sería el famoso guionista, productor y/o director de Alien, The Warriors, La presa, Danko calor rojo... es un no parar. Luego está Marianna Hill (Infierno de cobardes, El Padrino II), Joy Bang (Sueños de seductor), Royal Dano (Killer Klowns, Twin Peaks), Elisha Cook Jr. (Atraco perfecto, La semilla del diablo) y Charles Dierkop (el asesino disfrazado de Papa Noel al inicio de Noche de paz, noche de muerte).



messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Después del rodaje de Messiah of evil, recibirían la llamada de su amigo Lucas. En un primer momento le dio la tarea de hacer el guión de American Graffiti a Richard Walter pero lo que escribió no le convenció y lo desechó. Ya en aquellas United Artist desestimó el proyecto y el futuro director de Star Wars volvió a contactar con Huyck y Katz que ya estaban liberados de su película.


messiah of evil, Willard Huyck, Gloria Katz

Finalmente Universal se encargaría de producir la película y la estrenaría con su consiguiente éxito, con lo que Willard Huyck y Gloria Katz conseguirían cierto renombre, participando, aunque sin acreditar, en un último pulido del guión de Star Wars. Ya a mediados de los 80 escribirían y dirigirían La mejor defensa... ¡El ataque!, comedia para lucimiento de Dudley Moore que resultó un fracaso en los pases de prueba, con lo que contrataron por un pastizal a Eddie Murphy. Luego llegaría el guión de Indiana Jones y el templo maldito y el sabido fracaso de Howard... un nuevo héroe.