martes, noviembre 27, 2012

The Warriors (Los amos de la noche)

The Warriors (Los amos de la noche)

Aunque desde chavalín que conocía la existencia de la película nunca me llamó demasiado la atención, es por eso que la vi siendo adulto. Seguramente por eso nunca le he sabido ver el porqué de todo ese culto. Ojo, que el film me gusta, pero me falta ese puntito para ponerla entre mis esenciales como la tienen otros.

The Warriors (Los amos de la noche)

Basada en la novela homónima de Sol Yurick de mediados de los 60, nos encontramos en pleno Nueva York, en una reunión de las diferentes bandas que pueblan la ciudad. Más de 100 mil tipos sedientos de sangre y violencia que han sido reunidos por Cyrus, un gurú de las bandas, que quiere juntarlos a todos ya que superarían en número al cuerpo de policía, con lo que podrían dominar la ciudad. Durante este celebración alguien le dispara y hace creer que han sido los Warriors, que deberán ingeniárselas para regresar a su barrio, Coney Island, mientras esquivan al resto de bandas.

The Warriors (Los amos de la noche)

Rodada por las noches hasta que salía el sol durante 2 meses y con mil extras en la reunión de bandas es a lo que se tuvo que enfrentar Walter Hill cuando su carrera todavía era notable. Este había recibido un ejemplar del libro enviado por el productor Lawrence Gordon, que simplemente se había encaprichado de él porque le gustó la cubierta.
Hill también se encargó del guión, siendo en una primera versión todo bastante más violento, muriendo varios de los componentes de los Warriors.

Una de las cosas que más me llaman la atención cada vez que la veo es su inicio. Ese plano nocturno de la noria del famoso parque de atracciones de Coney Island con una música de fondo que le da un aspecto puramente de película de terror. Es más, la estaba viendo con otra persona y me preguntó si era de miedo.
También es sensacional el montaje del inicio, donde se van encadenando planos del metro y de las diferentes bandas que nos introducen en la trama del film, consiguiendo una estética muy de cómic, que era lo que quería hacer en un primer momento su director, pero el presupuesto no daba para mucho más y la cosa se quedó ahí.

The Warriors (Los amos de la noche)

Curiosamente, en un primer montaje, este inicio era diferente, ya que ocurría de día y eso le quitaba la gracia de que todo el film ocurría de noche y terminaba al amanecer. Sin duda un acierto no incluir ese inicio.

Una de las cosas que más gracia me hacen del film es que muchos de los que participaron en ella acabaron en Xanadú: Lawrence Gordon y Joel Silver fueron los productores de ambas; Barry De Vorzon llegó hacer algunos arreglos en la banda sonora del film protagonizado por Olivia Newton-John; y, por supuesto, Michael Beck protagonizó ambas. Este comentó que toda la fama que le aportó The Warriors Xanadú se la quitó. Bueno, si luego se dedicó con horteradas como Megaforce, pues él mismo.

Más caras conocidas que nos encontramos en The Warriors: James Remar (A la caza, The Phantom), David Patrick Kelly (Las aventuras de Ford Fairlane, Twin Peaks), Steve James (El guerrero americano, La fuerza de la venganza) y el stuntman de Craig R. Baxley, que luego sería director de Acción Jackson y Ángel de la muerte.

The Warriors (Los amos de la noche)

El film tuvo un moderado éxito en su estreno, recaudando 16 millones de dólares (costó 7). Los productores se quejaron de la rápida desaparición de las copias en las salas ya que les habían acusado de fomentar la violencia. Cosa que hoy en día es de risa.
Y pese a que no rompió taquillas sí que  generó unas cuantas copias, sobre todo llegadas desde Italia como 1990: Los guerreros del Bronx y secuela (también influenciada por 1997: rescate en Nueva York).

Con el tiempo comenzó a generar cierto culto que propició la aparición de los ya clásicos muñequitos. Y como pasó con alguna película como Reservoir dogs, muchos años después aparición un juego para PlayStation 2, Xbox y PSP de la mano de Rockstar Games a modo de precuela.

3 comentarios:

alcorze dijo...

Esta película la debí de ver por primera vez a finales de los ochenta. Ub amigo tenía un garito y coleccionaba pelis y allí vimos una y otra vez películas como Conan, Bad Taste, The Warriors, Mad Max, Easy Rider o Quadrophennia por citar algunas.

Para mí sí que tiene ese halo de película de culto. Para nosotros era en cuanto al cine como el punk a la música.

J. Jara dijo...

Como comento en el texto seguramente no le acabo de sacar todo el jugo porque la ví un par de décadas después de su estreno y, la verdad, creo que el tiempo le ha faltado factura. Aun y así tiene muchas cosas que me gustan.

Raiben dijo...

A mi me pareció un rollete.... también la vi tarde