martes, octubre 18, 2011

Cristal oscuro

Cristal oscuro, Jim Henson
Primera película dirigida por Jim Henson a medias con Frank Oz, que también era su debut en la dirección, que acabaría promocionándose como el primer film de acción real en el que no aparece ningún humano.
Si lo normal es que un proyecto parta de un guión y a partir de aquí se siga con el diseño de personajes y decorados (diseño de producción que se llama) en el caso de Cristal oscuro fue al revés. Henson había quedado fascinado por unos trabajos del ilustrador inglés Brian Froud y le encargó varios diseños de criaturas. A partir de esos bocetos, Henson iría tramando el argumento.

Cristal oscuro, Jim Henson
Un argumento que nos remitía a las clásicas historias plagadas de seres mitológicos, todo muy al estilo Tolkien. En el caso de Cristal oscuro tenemos un mundo habitado por los místicos, seres bondadosos que siempre están en meditación, y los skeksis, los malos de la función que dominan el mundo, dos razas que antaño fueron una, los urskeks, pero la rotura del cristal oscuro los dividió.
Una profecía dice que cuando aparezca la conjunción de los 3 soles un gelfling reparará el cristal y todo volverá a su armonía, es por eso que los skeksis se dedican a exterminar a esta raza. Pero lo que ellos no saben es que un gelfling vive con los místicos, que le marcarán el camino a seguir para que recupere la parte del cristal perdida y la recomponga.

Cristal oscuro, Jim Henson
Sin duda ese argumento es el punto flaco del film, todo planísimo. Los buenos son muy buenos y los malos son muy malos; y el macguffin tampoco es para tirar cohetes, lo hemos visto mil veces: el protagonista ha de llevar un objeto a un punto determinado para que desencadene el final de una era.

Pero por suerte tenemos el aspecto visual, que eso ya es otro cantar, amigos. Decir que cada elemento de cada unos de los disfraces/marionetas están cuidados al detalle es quedarse corto. La cantidad de detalles que vemos en cada plano rebosan vida por los cuatro costados. Simplemente viendo son primeros 5 minutos, donde el skeksis emperador muere es para quitarse el sombrero o la gorra.

Tal fue el nivel de querer dar veracidad a la mitología del film que llegaron intentar inventar un lenguaje propio para los skeksis, pero el hecho de tener que subtitular esas partes hicieron que se lo replanteasen. Sin duda, los 5 años que emplearon en hacer la película están justificados al máximo.

Cristal oscuro, Jim Henson
Una cosa que me parece muy bien vista por Henson es que pese a ser su debut cinematográfico llevó la producción a su terreno, con lo que la película se nutre de ello. Al igual que Frank Oz, que con el tiempo se labró una filmografía como director más que cuca: La tienda de los horrores, Un par de seductores, Bowfinger o The score.

El film siempre ha tenido esa áurea oscura (nunca mejor dicho) de peli incomprendida que fracasó en su momento, aunque esto último hay que coger con pinzas ya que cosechó más de 40 millones habiendo costado 15 (aunque se dice por ahí que realmente fueron 25 millones).
Sin duda su fama viene marcada por su estética, terriblemente sombría y tétrica, demasiado para una película de "muñecos" que se vendía enfocada a un público infantil. Sus personajes son puramente grotescos, a excepción de sus protagonistas, los gelfling, que son los más humanoides del film, aunque por contra son los más sosos y robóticos.

Cristal oscuro, Jim Henson
Pero ya en su momento la película debió tener algo especial cuando alguna edición en VHS llegó a incluir un making of, cosa poco habitual en los 80.

Cristal oscuro siempre me ha recordado a Tron, películas que en su momento no fueron entendidas por la gran masa y no acabaron de funcionar del todo, pero que décadas después fueron pasto del culto impartido por los que en su momento les dieron la espalda y que, como en el caso del film de Steven Lisberger, acabó teniendo un (flojísimo) remake/secuela. Y en el caso del film de Henson & Oz hace años se habla de una segunda parte llamada The Power of the Dark Crystal. Y para qué, me pregunto. Si ahora la harán toda hecha por ordenador.

6 comentarios:

alcorze dijo...

Recuerdo haberla visto en los desaparecidos cines Aragón cuando la estrenaron. A mí fué una película que no me acabó de gustar en su momento, siendo un crío, pero que en posteriores revisiones me ha gustado más.

J. Jara dijo...

Coincido contigo en eso. Ahora de adulto es cuando he sabido apreciarla.

Bohemian Requiem dijo...

A mí también me ha dado esa sensación, supongo que, como dices, porque los muñecos son grotescos y demasiado oscuros para una película infantil pero ahora crecidos nos provocan un efecto distinto. Volví a verla cuando me compré el binomio "Cristal Oscuro-Dentro del laberinto", y, aunque me gustó más la segunda, Cristal Oscuro no me dejó ese mal sabor de boca que esperaba.

J. Jara dijo...

Sip, yo también prefiero Laberinto, la encuentro más redonda. Pero eso tocará a la tarde.

Anónimo dijo...

Me flipo de pequeño y cuando creci me gusto mas todavia. Hy en dia la sigo viendo cada dos por tres.
Dentro del laberinto, mola, pero la veo mas "tontina".
Cristal oscuro tiene una atmosfera lugubre y sin esperanza, que es lo que en principio creo que quieren meter en la cabeza del que esta viendola.

J. Jara dijo...

Sí, Dentro del laberinto es más infantil. Seguramente porque Henson vio que si quería tener éxito entre los infantes tenía que infantilizarlo más que con Cristal oscuro.