martes, marzo 13, 2012

Misión a marte

Brian de Palma, Misión a Marte
Misión a Marte era una producción de la Touchstone (filial de Disney) que tenía que haber sido dirigida por Gore Verbinski (las primeras Piratas del Caribe, Rango), pero su insistencia por rodarla en el desierto disparaba el presupuesto, con lo que los productores buscaron a otro que ocupara su lugar.
La idea era encontrar al sustituto cuanto antes, ya que la Warner también estaba preparando otra película sobre el planeta rojo y querían estrenar su película antes. El elegido fue Brian de Palma, que, encantado con el guión (obra de los hermanos Jim y John Thomas, creadores de Depredador) aceptó enseguida.

Brian de Palma, Misión a Marte
De Palma
, que en aquella época se encontraba intentando levantar un par de proyectos llamados Nazi Gold y Mister Hughes, se encontró un proyecto en fase de preproducción muy avanzado con lo que muchos elementos ya estaban cerrados, como el caso de algunos actores (Gary Sinise y Don Cheadle ya estaban fichados) o la construcción de algunos decorados. Aun y así se dedicó a retocar el guión con Ted Tally (guionista de El silencio de los corderos), que pese a no salir acreditado aparece como productor asociado.


El argumento coge aquella historia de las caras que se veían en Marte, concretamente en la zona llamada Cydonia, y que al final simplemente era un efecto óptico. En el film se trata la historia de como llega la primera expedición humana al planeta rojo, que una vez allí tendrán un encuentro con unas fuertes tormentas de arena y tres de los cuatro astronautas mueren. Después otra expedición viajará al planeta en busca del único superviviente e investigar que ha pasado.

Brian de Palma, Misión a Marte
El director consiguió llevar a buen puerto el rodaje, rodando en Vancouver (donde usaron un foso de cemento previamente maquillado para hacerlo pasar por Marte) y en Jordania; y acabando semanas antes de lo previsto.
Misión a Marte acabó siendo la vencedora en su duelo frente a Planeta rojo, recaudando 110 millones de dólares en todo el mundo, cosa que no es mucho sabiendo que costó 100. Peor le fue al film de la Warner dirigido por Anthony Hoffman, que costando 80 apenas superó los 30.

Brian de Palma, Misión a Marte
Misión a Marte
es una película realmente entretenida. Toda la primera parte parte pasa en un suspiro, cuando estamos ante un film puramente espacial, donde la segunda tripulación que llega a Marte las pasa canutas para poder pisar el suelo rojo. No sin antes haber tenido un montón de problemas, pero lo que más impacta es la famosa secuencia de Tim Robbins, que realmente está hecha para mantenerte acongojado y dando una sensación muy poco explotada en el cine como es la agorafobia, donde lo más normal es que se tire por lo contrario, la claustrofobia.


Luego, una vez en Marte, nos encontramos un relato más ciencia ficción que me recuerda mucho a Contact, no tanto por cuando han de descifrar unos sonidos que llegan de una montaña, si no por ese toque fantástico pero real que hace que se desmarque de la fantasía pura y dura.
Todo ello bañado con unos muy buenos efectos especiales, salvo cuando hay líquidos en gravedad cero y el personaje del "encuentro" final (precisamente una escena que puede parecer muy influenciada por 2001, aunque al parecer todo la sala blanca se hizo así simplemente para abaratar costes) que es bastante bluf.
Final que, por cierto, dio mucho que hablar en su momento, donde aparecía el "The end" casi como un pegote cortándote todo el clímax. Dando una sensación de "ponle el fin que mañana la estrenamos como esté".

Pero pese a estos pequeños detalles Misión a Marte mola un montón, siendo seguramente lo último bueno de Brian de Palma.