martes, noviembre 15, 2011

Mr. Boogedy

Mr. Boogedy, Disney
Mr. Boogedy es una de esas rarezas que, teniendo bastante culto en los USA (sobre todo siendo el producto que es), aquí no es excesivamente conocida, aunque los pocos que la vieron en su momento todavía la recordarán.

Para empezar hay que decir que no estamos ante un largo, si no ante un mediometraje de apenas tres cuartos de hora que fue rodado para emitirse en el Disney Channel un domingo por la noche, que es cuando emitían telefilms propios. Por estos lares la pudimos catar en un recopilatorio de aquellos que sacaba Filmayer de El canal Disney, concretamente en un especial titulado Fantasmas para reír. O para llorar, porque viendo la carátula que se gastaban...

Mr. Boogedy, Disney
Mr. Boogedy narra la historia mega manida de la familia que compra una casa en Nueva Inglaterra, que, nadie me pregunte como puede ser, no han visto ni en fotos hasta el día que llegan para quedarse (eso sería cosa del boom del ladrillo). La cuestión es que (¡evidentemente!) la casa está embrujada. Un fantasma llamado Mr. Boogedy campa a sus anchas por la mansión.

Dirigida por Oz Scott (experto en telefilms y series de tele) a partir del guión de Michael Janover (que procedía de The Groundlings, una compañía de teatro especializada en la improvisación de donde han salido gente como Lisa Kudrow, Pat Morita -sic-, Cassandra Peterson o John Lovitz, entre muchos otros).
El mediometraje originalmente tenía que haber sido un film paródico de las pelis de terror (lo que hoy en día sería un Scary movie cualquiera) protagonizado ni más ni menos por Cheech y Chong cuando el guión fue ofrecido a la Columbia, pero la major no estaba por esas historias y el guión acabó en Disney, que decidió reconvertirlo en un mediometraje para toda la familia.

El nombre de Boogedy fue un pequeño hurto de Michael Janover, el guionista, cuando vio Los ojos del gato, aquella estupenda cinta basada en relatos de Stephen King. Concretamente del segmento done un millonetis hace dar la vuelta al edificio por la cornisa a otro tipo mientras le espetaba "¡Boogedy! Boogedy!!".

Mr. Boogedy, Disney
Pese a su condición descaradamente pobre tiene un elenco que, como mínimo, nos sonará bastante: Richard Masur (uno de los que la palman en It), David Faustino (el chaval de Matrimonio con hijos, y que se llevó el papel después que rechazaran a Joaquin Phoenix), Kristy Swanson (que sería la primera Buffy en la peli de Buffy, la cazavampiros), Benji Gregory (el hijo de la familia Tanner en Alf) y John Astin (el Gómez Addams orginal y que ha aparecido en demasiadas películas zetosas). Casi nada.

Por lo demás estamos ante un telefilm tan modesto que rozaría la serie Z si no fuese por estar bajo el amparo de Disney. El guión, repleto de chascarrillos que causan vergüenza ajena, canta a leguas que simplemente estaban probando si de la historia se podía sacar más chicha para una serie.

Mr. Boogedy, DisneyEl éxito que obtuvo hizo que Disney se planteara hacer una serie, pero al final se decantó por hacer una segunda parte, también telefilm pero esta vez de 90 minutos, llamado Bride of Boogedy. Aquí se volvió a contar con el mismo guionista y director y varios de los actores originales pero el resultado ya no dejó satisfechos ni al público ni a la Disney, que pese a que no hace mucho recibió la propuesta de hacer una tercera parte o un remake por parte de Oz Scott, no están muy por la labor, ni siquiera de sacar las dos partes en DVD.

Realmente no estamos ante nada del otro mundo, la ponemos junto a cualquier episodio de El cuentacuentos, que es de la misma época, y se nos cae el alma a los pies. Peeero, como siempre ocurre en estos casos, el factor nostalgia nos puede. Además, siempre está bien recordar que hubo una época que en el Disney Channel no solamente hacían telefilms para lanzar a la enésima Hannah Montana.