jueves, noviembre 10, 2011

Elvira's Haunted Hills

Elvira's Haunted Hills
Elvira
fue puramente un fenómeno ochentero, una vez metidos en los 90, su fama fue menguando. Cierto que iba haciendo sus apariciones y sus historias de Halloween, pero ya no era lo mismo.


Es por eso que resulta sorprendente que en pleno año 2001 apareciera este Elvira's Haunted Hills, aunque eso sí, estrenada de tapadillo porque Elvira ya se había convertido en un dinosaurio para las nuevas generaciones.

Elvira's Haunted Hills

Todo el entuerto de la trama es de una poca originalidad aplastante. Un argumento que por una extraña razón parece hipnotizar a las parejas de cómicos: los hermanos Calatrava, Tim Conway & Tom Knotts o Martes y trece; ya fuese con Horror story, Detectives casi privados o Aquí huele a muerto. Es decir, la clásica pareja donde uno es tontísimo y el otro más o menos normal que acaban metidos en un castillo donde no paran de aparecer fantasmas o seres igual de espeluznantes.

Aquí tenemos a Elvira a mediados del siglo XIX perdidas por esos caminos de tierra junto a su sirvienta con la idea de ir a París a montar un show estilo cancán. O sea, lo mismo que en la pasada película. Aunque, ojo, no estamos ante una secuela, precuela o nada de eso.

Así que tenemos a la pareja perdidas hasta que un carruaje las recoge y la lleva a un castillo supuestamente maldito donde viven unos personajes a cada cual más estrafalario.
Y, casualidades de la vida, Elvira es el vivo retrato de la mujer del señor del castillo que murió en extrañas circunstancias.

Elvira's Haunted Hills

Si la película que protagonizó a mediados de los 80 ya tenía un presupuesto ajustado aquí directamente nos encontramos una producción de saldo; un millón y medio se gastaron en los decorados de cartón piedra que luce el film, que se lo podíamos pasar al ciclo dedicado a Poe por Roger Corman, pero que en pleno siglo XXI solamente podíamos pensar en escasos medios y poca gracia para aprovecharlos.Rodada en Romanía para abaratar costes la se queda en poca cosa, más bien a unos de esos truños de los que hace gala ultimamente Fred Olen Ray. Los mismos chistes de siempre en el mundo de Elvira, osea, insinuaciones de mamellas y culamen.

Elvira's Haunted Hills

Actores de tercera fila a excepción de, evidentemente, Cassandra Peterson y ¡atención!
Richard O'Brien, más conocido por The Rocky Horror Picture Show y secuela, que se metió en el rodaje dos semanas antes de su inicio después de la escampada de Richard Chamberlain.
Pero el que más gracia me hace de todo el elenco es un tal
Gabriel Andronache, un rumano que no tendría ni idea de inglés porque se nota mucho que está doblado y cuando habla normalmente no le enfocan la cara. Todo muy auténtico. Casi como el hecho que el tipo, después de rodar un par de pelis más (una de vampiros con ¡Ted Nicolau! -director de TerrorVision- en el guión) dejó el mundillo para invadir los canales del teletienda más costroso en Italia y vender su dieta revolucionaria.


Y en la silla de director Sam Irvin, que solamente ha dirigido ponzoñadas, aunque curiosamente fue productor de Dioses y monstruos, aquella peli con Brendan Fraser e Ian McKellen; y fue asistente de De Palma en Vestida para matar.

Elvira's Haunted Hills
Si aún con todo eso estáis dispuestos a verlas vosotros sabréis, pero seguramente vuestra alma arderá en los infiernos mientras el feo de los hermanos Calatrava os susurra al oído alguna canción de David Bowie.

5 comentarios:

J.D dijo...

Es la posrtentosa versión femenina de Blackie Lawless! jajaja

alcorze dijo...

Jo, pues anda que no me reí yo con los Calatrava de chaval, si se ha de aparecer igual hasta me animo a verla, pero sin Bowie, por favor

J. Jara dijo...

Como se nota que hace tiempo que no ves alguna peli de los Calatrava, son muy chungas!

Raiben dijo...

Pues poneros "los calatrava contra el imperio del Karate" madre de diossssss

J. Jara dijo...

Nah, la buena es El Ete y el Oto, cine experimental con una banda sonora impresionante.