viernes, junio 26, 2015

Horns

Horns, Alexandre Aja, Joe Hill, Daniel Radcliffe, Juno Temple, Heather Graham, David Morse.

Me parece que Alexandre Aja ha quemado todos sus cartuchos para entrar en la serie A de Hollywood. Llegar a los USA después de la muy estimable Alta tensión (Furia es de aquella manera y se la pasamos por ser una opera prima y tener banda sonora de Brian May) llegó el salto al charco con los remakes de Las colinas tienen ojos, Mirrors y Piraña 3D.
Y, al igual que le pasara al Peter Jackson bueno, el de los 90, que dejó los cachondeos y vísceras cachondas de Mal gusto, Braindead o El delirante mundo de los Feebles para marcarse un quiebro de cintura con Criaturas celestiales, Aja deja el terror puro para meterse en algo más cercano a la fantasía.

Horns, Alexandre Aja, Joe Hill, Daniel Radcliffe, Juno Temple, Heather Graham, David Morse.

Harry Potter ha crecido y ya se afeita y arrima cebolleta con la pelirroja de su pueblo, la cual, un buen día, aparece violada y asesinada y todo el mundo apunta como asesino al novio. En pleno proceso judicial y con la prensa siguiéndole los pasos, se mete una borrachera de órdago donde apareció el cadáver de su novia. A la mañana siguiente se despierta con unos cuernos que comenzarán a crecer y tendrán el extraño influjo hacía los que están a su alrededor que no puedan resistirse a decir lo que verdaderamente piensan. Poder que utilizará para intentar descubrir quién es el auténtico asesino.

Horns, Alexandre Aja, Joe Hill, Daniel Radcliffe, Juno Temple, Heather Graham, David Morse.

Si antes decía que el film es el particular Criaturas celestiales de Aja, tampoco sería descabellado buscar paralelismo con Donnie Darko o Cuenta conmigo. Esta adaptación de la novela homónima de Joe Hill (hijo de Stephen King) tiene la suficiente extrañeza y pochez en su acabado para dejarnos con esa sensación que la intención del director era llegar a un público más amplio.

Y la cosa acaba funcionando bastante bien. La película nos intercala flashbacks con la infancia de los protagonistas, escenas que nos pueden ir dando pistas por donde pueden ir los palos de la resolución final. Y, pese a lo contenido que está, Aja se saca de la manga algún momento de sangre hacia el final, casi más como un guño a los que conocen su obra que otra cosa. Pero se agradece.

Además del mentado Daniel Radcliffe, tenemos por ahí a unos desaprovechadísimos James Remar (uno de los pandilleros de The Warriors), Juno Temple (una de las hadas de Maléfica), Heather Graham y David Morse.

Horns, Alexandre Aja, Joe Hill, Daniel Radcliffe, Juno Temple, Heather Graham, David Morse.
  Tratándose de un film de un presupuesto tirando a modesto tuvo muchos problemas. El más destacado fue la bancarrota de Newbreed Visual Effects, que se encargaba de los efectos y los dejó inacabados. Y lo cierto es que estos efectos lucen de aquella manera. No son terribles, pero se notan su condición de digital. También hay que apuntar que el equipo de Greg Nicotero estuvo metido por ahí, creando, entre otras cosas, los cuernos del protagonista.

Su estreno norteamericano fue una cosa más bien limitada, teniendo más potencial en su distribución en descarga digital y en formato DVD y Blu-Ray. Aquí pasó de estrenarse a principios de año a verano, más de dos años después de la finalización del rodaje, lo que viene a ser una inmolación por parte de la distribuidora.
Aja tendrá que seguir esperando para dar el salto a los grandes estudios.