miércoles, marzo 06, 2013

Mi hermano el chiflado (Blankman)

Mi hermano el chiflado (Blankman)

Si hace poco comentaba Meteor Man como un film de los 90 hecho para el público afroamericano, donde a falta de tener los derechos de algún superhéroe se lo inventaron, en Blanckman es exactamente lo mismo. Héroe (porque de super tiene más bien poco) negro que no tiene su origen en las páginas de ningún cómic protagonizando una comedieta para toda la familia.

Protagonizada y escrita (junto al guionista de Pretty woman y Alerta Máxima) por Damon Wyans, uno más dentro del  clan Wyans, respobsables en mayor o menor medida de los Scary movie, Pequeño pero matón, Dos rubias de pelo en pecho y comedias de calaña similar.
Aunque eso sí, el tal Damon es un poco el hermano tonto porque siempre ha estado apartado del éxito de las producciones de sus brothers.


Mi hermano el chiflado (Blankman)

Blackman, obviaremos la espantosa traducción, es un héroe patoso pero extremadamente inteligente, capaz de inventar los cachivaches más variopintos con trastos encontrados en la basura. Pero, por otro lado, es un tío patoso, pues su alter ego no deja de ser el clásico nerd de pica vida social que tiene que fabricarse a sus amigos.

De superpoderes va limitado. Básicamente no tiene, y si ejerce como salvador de la ciudad es porque ha inventado un tejido que repele las balas. Ahí se limitan todas sus habilidades. Eso y su falta del ridículo, porque su traje casposo, que nos puede recordar a Super Goofy, y su antifaz de Tortuga Ninja no da para más.


Mi hermano el chiflado (Blankman)

La película es ligeramente superior a Meteor man, pero no demasiado. Más por que su director, Mike Binder (Más allá del odio, En algún lugar de la memoria y poca cosa más), tiene mas maña en esto de la cámara que Robert Townsend.

Por lo demás todo tiene tufillo a Troma pero quitándole las flatulencias y las tetas. Sobre todo por esos malos tan de comic de los años 40. No por casualidad los homenajes al Batman de Adam West son legión.


Mi hermano el chiflado (Blankman)

Por ahí corren Jon Polito, habitualísimo de los Coen, Jason Alexander, el George Constanza de Seinfeld y un par de mini apariciones de Rony Cox y Greg Kinnear, cuando empezaba en el cine.

Blankman es la clásica peli que veíamos en el videoclub y no cogíamos por su horripilante carátula, que invitaba bien poco. Y casi que mejor, porque solamente nos íbamos a encontrar un producto estilo telefilm Disney de los malos.