martes, septiembre 06, 2011

Resurrección

Resurrección, Christopher Lambert, Russell Mulcahy, Ressurrection
Vale, lo reconozco, Christopher Lambert me cae simpaticón. Que sí, como actor es pésimo y su filmografía no es que esté plagada de obras maestras precisamente, pero eso de esos (malos) actores de la liga de Lundgren, Seagal y compañía que me parecen cuanto menos entrañables. 
Resurrección la fui a ver al cine y, la verdad, no salí con mala impresión. El film da lo que promete, alguna escena truculenta, un psicópata chiflado y a Lambert poniendo cara de Lambert mientras hace sus pesquisas.

Resurrección, Christopher Lambert, Russell Mulcahy, Ressurrection

Mi teoría es la siguiente, Lambert se fue un buen día al cine con su señora, su amigo imaginario, su amante, su perro o con quien le diera la gana. Se metió en la sala donde proyectaban Seven y salió en éxtasis. "Yo hubiera matado por protagonizar Seven", debió pensar. Y ni corto ni perezoso llamó a Brad Mirman, su hombre de confianza que ya había escrito guiones para su lucimiento (Jaque al asesino, Los inmortales III, The piano player, Gideon y Absolon), y le debió decir "desarróllame un guión donde hago de poli atormentado y me dedico a perseguir a un psicópata que va matando al personal mientras me deja pistas".


Y una vez con el guión acabado solamente era cuestión de buscar un director. Y para esa función nadie mejor que Russell Mulcahy, que había tenido su subidón de la mano de Lambert con Los inmortales y llevaba un tiempo de capa caída.

Resurrección, Christopher Lambert, Russell Mulcahy, Ressurrection
Sin duda nos encontramos ante uno de esos casos de plagio que no se veía desde la época que los italianos saqueaban cualquier éxito llegado desde USA (Tiburón 3, Alien 2...). No solamente el argumento sigue a rajatabla el del film de Fincher, es que hasta copian toda la estética videoclipera con lluvia constante.
No contento con ello hasta ficharon a Leland Orser, que tenía un papelillo en Seven (además sale David Cronenberg haciendo un minúsculo papel, supongo que por amiguismo con el director).

Resurrección, Christopher Lambert, Russell Mulcahy, Ressurrection
Pese a lo trillada que está, su increíble cúmulo de clichés la peli es mucho más que soportable, y eso es lo que la engrandece aun más. Que pese a darnos lo mismo de siempre, te mantiene 100 minutos distraido. Es más, antes de revisarla me vi Seven y tengo que decir que me sigue sin gustar, quizá por su rollo más ambicioso y con esa sensación de que quieren reinventar el género (que por otra parte sí hicieron). En cambio Resurrección me parece un divertimento más agradable de ver y bastante más desenfadado.

Con un presupuesto no excesivamente olgado el film funcionó. Solamente en Spain recaudó más de 5 millones de euros. ¿Es que se fue todo el personal en masa a ver la última de Lambert aquel verano de 1999? Nos debimos pensar que en el 2000 el mundo acabaría y ver la peli de Lambert expiaría nuestros pecados, vaya usted a saber.

2 comentarios:

alcorze dijo...

Uf hace muchos años que a ví pero recuerdo que me gustó. Lambert ha hecho muchas pelis regulares, algunas buenas y otras malas. Esta la incluiría entre las buenas.

Lo que no recuerdo es si es anterior o posterior a Seven.

J. Jara dijo...

Resurrección es 4 años posterior a Seven, o sea, un claro caso de explotación como comentaba en la reseña.
Lambert tiene cosillas buenas, pero la mayoría son grandes cagadas.